jueves, junio 25

Michael Jackson, la globalización, México

Cuando pienso en Michael Jackson me remito inevitablemente a los años 80 en México, a mi infancia, a las tardes donde en una salita azul rodeada de libros, carritos de modelismo y figuritas de Star Wars, escuchábamos música. Esta particular figura mediática es para mi muy entrañable, sin embargo, con su muerte me queda la inquietud de hablar de él a partir de la perspectiva de la historia inmediata a través del siguiente texto, pues todas las acciones de las personas son historiables.

Impacto mediático. La Globalización

Michael Jackson era el séptimo de nueve hermanos hijos de una familia tan religiosa como pobre de Gary Indiana en Estados Unidos. Un padre autoritario, varios golpes de suerte y toneladas de talento llevaron a varios hermanos al éxito con un grupo de soul que apadrinó Diana Ross en 1969, eran Los Jackson 5. Michael, el más pequeño, sobresalía por su voz, gran ritmo y simpatía y en pocos años inició su carrera como solista con éxitos de influencia de los últimos años de la música disco. Hasta aquí la historia es parecida a la de varios cantantes de color, pero sólo hasta ahí, porque en 1983 se comercializó el que se convirtió en el disco más vendido de la historia Thriller.
Thriller es una combinación de soul, rithm and blues, rock, disco y pop, pulcramente producido con la factura de grandes músicos como Quincy Jones, Paul McCartney y figuras famosas como el actor Vincent Price y el rockero Eddie Van Halen.
Este disco tuvo tras de si una gran campaña publicitaria, la mayor apuesta estaba en el video. Mtv se había inaugurado apenas en 1981 y pocos cantantes se habían adaptado con éxito al formato. Michael Jackson lo hizo a la perfección con un corto de más de 13 min. que ayudó a hacer famosa la canción principal por todo el mundo. Jackson al contrario de otros cantantes de color como Diana Ross, Aretha Franklin y Ray Charles entre otros, logró romper definitivamente las barreras de su comunidad y de su país y estaba en los hogares de casi todo el mundo mediante la televisión, los reproductores de música y los productos promocionales, la globalización en su apogeo concentrada en el culto a una sola persona.



En esos años las ventas de discos eran reales, la piratería no estaba tan extendida pues no era posible grabar de vinil a vinil y y el caset no tenía el mismo impacto que un LP. Thriller y sus sucesores Bad (1987) y Dangerous (1991) vendieron tantas copias como no se volverá a ver porque el mp3 y las descargas de internet cambiaron la industria discográfica y su influencia en la economía para siempre.
¿Podría servir un artista tan desmesuradamente famoso al bloque capitalista durante la guerra fría?



La administración de Ronald Reagan vió una gran oportunidad de paliar o pretender hacerlo, los daños que las disputas con la URSS dejaron en África especialmente en lo referente a la hambruna. Por eso crearon el proyecto USA for Africa que no decepcionó en ventas. La música se convirtió entonces en vocera de la disputa durante la Guerra Fría.
Siguieron los comerciales, giras, discos, rumores, chismes, acusaciones y otros detalles. Michael Jackson se quedaba cada vez más solo, alienado y aislado en una villa de excentricidades. El hogar de una persona obsesionada con recosntruir la infancia feliz que nunca tuvo.
¿De qué servía una persona tan desmesuradamente famosa y extraña? Las estrategias de ventas que se experimentaron durante los 80 con el para entonces llamado Rey del pop se volvieron cotidianas para promocionar a casi cualquier cantante sin importar su calidad. Jackson ya sin tanto éxito se volvió involuntariamente gran vendedor de noticias y nosotros, el público vimos de manera indolente, cómo superado por los medios y la fama intentó huír de si mismo, sin éxito, más que para insertarse en la cultura popular como el ser que decidió reconstruirse como andrógino, impersonal buscando su propio concepto de la perfección que nadie entendió jamás.



Al cumplir los 50 años un periodico británico difundió una representación de Michael Jackson de no haberse obsesionado con las cirugías


México 1993
El rey del entretenimiento y México se conocieron en 1993 cuando Carlos Salinas de Gortari era el presidente. ¿ de qué le servía una persona tan desmesuradamente famosa al presidente de un pobre país latinoamericano?
Pues el éxito globalizado de Jackson sirvió para (por lo menos en discurso), integrar a México en la parte que se beneficiaba con la globalización justo el año anterior al levantamiento zapatista, a la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio, el asesinato de Colosio y la crisis económica que marcó la década de los 90 en este país. Detalles aquí
En los últimos días de octubre y los primeros de noviembre de 1993 México no era un país tercermundista, era por el contrario, el centro de reunión de grandes artistas, en magníficos escenarios donde desplegaron gran tecnología. Michael Jackson, Madonna y Paul McCartney nos visitaron aquel año y nos vendieron la idea que México era grandioso fuerte en lo económico, en lo político y social. Como la vida de ensueño de Michael en Neverland la fantasía mexicana duró bien poco.
Epílogo
Michael jackson no podía irse de manera tranquila, qué ocurrencia, esta tarde con su muerte nos confirmó un nuevo fenómeno mediático: el internet superó a las grandes cadenas de información por un tiempo considerable, tal vez un par de horas, pues mientras se esforzaban por confirmar la noticia, en twitter donde no se necesita ese trámite la noticia ya había corrido, tanto que el sistema se cayó casi por una hora. La muerte de alguien tan famoso nos permitió ver un nuevo modo de transmisión de noticias que ha sorprendido a varios hoy.
Como podemos ver la vida de un hombre irremediablemente inserto en los procesos históricos de su tiempo (medios de comunicación o estrategia política en este caso), son fenómenos historiables.

Imágenes de:
Daily mail
http://lancedrummondsmusic.wordpress.com/2009/03/04/the-king-of-pop/
Wikipedia

2 comentarios:

bybs dijo...

Vaya, muy buena nota, felicidades, me hiciste recordar muchas cosas, sobre todo con la imagen del còmo se vería con tantas cirugias, Hoy ya es cosa del pasado...

gcervantesg dijo...

Muy buen post, la foto impresionante, creo que si no hubiera recurrido a las cirugias su popularidad no habria sido la misma, fue parte de su esencia.

Blog Widget by LinkWithin
 
Blogger design by suckmylolly.com